Qué puedo comer si me quitaron las muelas del juicio

Qué puedo comer si me quitaron las muelas del juicio

Tras la extracción de las muelas del juicio es necesario extremar la precaución a la hora de ingerir cualquier alimento, para ello es conveniente tener unos hábitos de alimentación que ayuden al proceso de curación.

No utilizar pajitas, la succión podría provocar el sangrado de la zona que aún no ha cicatrizado.

Tomar alimentos fríos, que además de aliviar el dolor, el frió te ayudará a que la herida cicatrice antes.

Evita tomar alimentos pequeños y duros que puedan colarse entre los dientes y ocasionar irritaciones.

No consumas alimentos picantes pues podrían causar irritación.

Además, seguramente te preguntarás: ¿y qué puedo comer si me han quitado las muelas del juicio?

Es importante saber qué alimentos puedes tomar tras la operación. Aquí te damos una lista de alimentos para que veas la cantidad de cosas podrás tomar tras la extracción de las muelas del juicio.

Los primeros días es conveniente hacer una dieta blanda:

  1. Sopas (sobre todo de verduras): muy buenas para la digestión y además son ricas en vitaminas y minerales.
  2. Batidos de frutas o verduras: por sus vitaminas, antioxidantes y minerales.
  3. Yogures: son ricos en proteínas y ayudan a combatir las caries y enfermedades en las encías.
  4. Purés de patata o verduras: uno de los alimentos que más nutrientes y energía nos aportan.
  5. Helados contiene calcio y el frío ayuda a la cicatrización.

adobestock_208744318

A partir de 3 ó 4 días ya se puede comenzar a tomar alimentos un poco más sólidos como:

  1. Flanes: ricos en nutrientes y gran aporte energético.
  2. Gelatinas: fuente de proteína, además contiene colágeno ayudando a la regeneración de la piel.
  3. Quesos: fuente de proteínas de alto valor biológico, calcio y vitaminas que ayudan a reparar los tejidos del cuerpo.
  4. Papillas de cereales. Los cereales son indispensables en una buena dieta porque además de los hidratos de carbono y proteínas, contienen una gran cantidad de minerales como el zinc, calcio, hierro, magnesio, selenio, potasio, fósforo, yodo, fibra y vitaminas A, E y del grupo B que ayudan a que nuestro cuerpo se mantenga en plena forma.
  5. Pan de molde (si es integral, mejor): rico en fibra, vitaminas y minerales además de ser fácil de masticar.
  6. Jamón y huevo: una perfecta combinación, siendo una gran fuente de proteínas y nutritivo.
  7. Fideos: fuente de hidratos.
  8. Frutas blandas como los plátanos, el melón, la sandia…

No olvides que es muy importante que, además de llevar una dieta blanda es importante tomar alimentos variados y ricos en nutrientes para que el organismo se encuentre sano y se cure fácilmente ante cualquier enfermedad.

Author: Clínica dental